Carne y espíritu - 2013

“Carne y Espíritu“ es el título genérico que unifica toda esta serie de obras artísticas creadas a partir del año 2013.

La ambivalencia entre la creación de “sátiras“ que enfatizan a modo de crítica social y moral mi versión artística más provocadora y, la creación de un discurso artístico “existencialista“ sobre una dimensión mas espiritual (- que no religiosa -) y profunda como “incógnita“ de sí mismo y del propio devenir.

La deshumanización y descomposición del ser humano así como de las estructuras esenciales que conforman las sociedades contemporáneas, junto con la de sus “arquetipos“ vacíos y obsoletos llevan a la humanidad a la sensación de “incertidumbre“ permanente a sus máximas consecuencias.

La creación artística tal y como yo la vivo y la entiendo es en primer lugar un acto místico de "reafirmación del yo". En segundo lugar, es un acto de suprema "libertad" y, en tercer lugar, es un monumental acto de "rebeldia" en sí mismo, hacia todo aquello que pueda limitar, coartar, encadenar la mente y/o el espíritu del creador.

Hoy más que nunca el mundo del arte ha entrado en un estado de cobardía sin precedentes y en una demostración de pleitesía declarada hacia el "mercado del arte" en sí mismo, haciendo del "objeto artístico" un producto de consumo cercano al concepto de comida basura.

Ni que decir tiene que culpa de ello es del propio artista que en un alarde de vanidad y exceso de egocentrismo ha abierto aún más la brecha insalvable con la sociedad en la que vive.

Tanto el artista, como el producto artístico, así como la pandilla de acólitos parásitos que rodean al mundo del arte, sin aportarle nada, viven en una "autocomplacencia" vergonzosa que en la mayoría de los casos es inmerecida.

" No se puede seguir viviendo únicamente en el - onanismo - intelectual ".

La ausencia de sinceridad y de empatía del mundo del arte, con la realidad de la vida y su falta de compromiso e implicación activa en la regeneración existencial que necesita hoy dia el ser humano, hacen del mundo del arte un reducto-refugio de un staff de artistas caduco y sin valor, que no sólo dejan los museos vacios sino que deja a las sociedades contemporaneas sin contenido argumental para trascender a sí mismas.

Luis Cañizares.


 








Luis Cañizares - luisarte33@hotmail.com - Aviso Legal